Cómo Bitcoin se convirtió en una industria sin fronteras

Cómo Bitcoin se convirtió en una industria sin fronteras

Cuando el misterioso y secreto Satoshi Nakamoto creó Bitcoin por primera vez en 2008, uno de los principios fundadores fue que esta sería una moneda libre del control de los gobiernos nacionales y las instituciones financieras.

La democratización de una moneda nunca antes se había intentado de esta manera. Quizás el equivalente más cercano en los últimos tiempos había sido la introducción del euro en las principales economías de Europa en 1999, sustituyendo a 12 monedas fiduciarias en el proceso. Sin embargo, hay algunas diferencias fundamentales, e importantes, entre estos dos ejemplos en el sentido de que el euro sigue estando bajo el control de los tesoros nacionales y, por lo tanto, puede seguir considerándose una moneda nacional para cada país que lo ha adoptado. Bitcoin, por otro lado, es verdaderamente apátrida, sin afiliaciones y sin vínculos ni siquiera con ninguna otra moneda, digital o fiat.

Se puede dividir Bitcoin en dos entidades esencialmente separadas: como una oportunidad de inversión y especulación y como una moneda por derecho propio. En ambos casos, su naturaleza esencialmente apátrida significa que las fronteras nacionales son irrelevantes para su adopción y uso.

Es como una inversión que Bitcoin atrajo por primera vez la atención general del mundo tras su meteórico aumento de valor en 2017. Pero, donde la criptodivisa difiere de las ya bien establecidas oportunidades de inversión en acciones y divisas, es que es completamente independiente de la moneda oficial y de las bolsas de valores. Esto significa que los inversores de todo el mundo pueden especular al mismo tiempo. Para un buen ejemplo de uno de los métodos más populares de hacer esto, eche un vistazo al sitio aquí. El comercio de BTC se hace aún más simple con el uso de programas de comercio automatizados y algoritmos junto con la sofisticada inteligencia artificial, lo que hace aún más fácil invertir para los recién llegados al comercio.

Mientras tanto, la fiebre del oro para invertir en Bitcoin tiende a eclipsar el hecho de que podría resultar excepcionalmente práctico y útil como moneda de uso diario también. A medida que avanzamos en los acontecimientos de 2017, más y más minoristas y otras organizaciones están empezando a aceptar los pagos de Bitcoin.

Esto ha demostrado ser particularmente útil en transacciones que normalmente tendrían que implicar dos o más monedas fiduciarias. En éstas, hay una serie de tasas a tener en cuenta, que van desde las fluctuaciones de los tipos de cambio hasta los cargos que los bancos hacen por las conversiones de moneda. Bitcoin elimina por completo la necesidad de estas tasas. Luego, está la cuestión de la velocidad. Normalmente, cualquier transacción multidivisa puede tardar varios días en realizarse, pero con Bitcoin se puede conseguir casi instantáneamente.

Finalmente, otro aspecto de Bitcoin que está rompiendo fronteras de un tipo diferente es la tecnología de cadena de bloques que lo sustenta. Esta versión de un libro de contabilidad digital está transformando la forma en que todo tipo de datos pueden ser compartidos en una base verdaderamente global. Ya se está utilizando en una amplia gama de campos que van desde la logística a la medicina y, de hecho, la adopción de la cadena de bloques no requiere el uso de Bitcoin en absoluto.

Es indudablemente cierto que Bitcoin ha cumplido su promesa de trascender las fronteras tradicionales - y hay muchas razones para creer que esto es sólo el principio.

comments powered by Disqus